| |

Historia

Historia de 100 RecursosTodo empezó cuando un joven se encerró en el mundo de las computadoras después de haber perdido su año escolar. Al principio el joven de 14 años tan solo practicaba sus dedos en los videojuegos que gastaban horas y horas de su valioso tiempo... pero semanas después de ver lo que otros hacían para después hacerlo él, se dio cuenta que podría sacarle provecho a su computadora si dejaba de jugar y mejor experimentaba todo lo que podría hacer.

No pasó mucho tiempo para que el joven supiera lo que era el mundo cibernético, y después de haberse registrado en varios sitios web que en el momento no sabía para qué eran y luego aprender a bajar música, se creía todo un hacker.

Surgió una pregunta que abriría paso a una gran aventura llena de códigos y ojos rojos: ¿cómo crean las páginas web?


En respuesta a su pregunta descubrió ComoCrearTuWeb.com, sitio en el cual aprendió lo básico de HTML y CSS. Luego decidió dejar el curso y hacerlo todo más práctico; descargaba plantillas para modificarlas y de esta forma mejoró significativamente su práctica: dejaba la cabecera como barra lateral, el pie de página como cabecera, y la barra lateral quedaba donde debía ir el contenido.

Ante tanto éxito alcanzado en diseño web optó por buscar nuevos lenguajes y descubrió que existía PHP, entonces empezó a utilizar servidores hosting para instalar scripts como el famoso SPirate. De esta forma no solo obtuvo experiencia en cuentas FTP, MySQL, configurar las DNS, etc., sino también se familiarizó con PHP al verse obligado a corregir errores del script. Después de dar varias aportaciones en la comunidad de SPirate para resolver algunos problemas con el script se sintió realizado; ya era hora de juvilarse.

Se llegó el tiempo de sentar bases en lo que se quería lograr actualmente y en un futuro próximo o lejano, entonces siguió consejo de su propia modestia y decidió crear algo sensillo: un blog en la interfaz de Blogger.

Esto abrió paso a experimentar con HTML5, CSS3 y XML. Luego de crear varios blogs que después borraba, por fín creo un blog que sería un paso importante en su camino lento por el camino del diseño web. Se trataba de un blog de descargas que lo llevó a conocer QSOFT, una empresa española de E-Commerce con un sistema de afiliados que despertó su curiosidad. Se registró a la edad aproximada de 15 años y medio y empezó a promocionar el software no solo en su blog, sino en otros sitios públicos como Taringa.net, argentinawarez.com.ar, etc.

Después de año y medio transcurridos, la cuenta de afiliado llegó a la suma de €7.03 por lo que el joven vio muy lejos el poder cobrar el cheque (ya que el mínimo de pago era de €300 el primer cobro); por ello decidió contactar a la empresa para ver si era posible que le dieran un nombre de dominio a cambio del dinero que había en cuenta (y obviamente iba a seguir promocionando el software de la empresa). La verdad es que envió el correo consciente en que lo más probable es que no le contestasen o peor aún, que le rechazaran la solicitud. Lo genial es que a los pocos días respondieron el correo preguntando algunos datos personales y el nombre de dominio que deseaba para que pudiesen dármelo; no recuerdo que alguien haya gritado tan fuerte alguna vez como lo hizo el joven ese día... pero el problema ahora era que no sabía qué nombre de dominio quería.

Empezó a pensar en qué trataría el sitio que iba a trabajar con ese dominio, y lo primero que se le ocurrió fue un sitio de temática variada, pero más que todo de informática; entonces en un chispazo se le ocurrió "100recursos.com" y como esa fue la primicia respondió con sus datos personales y ese nombre de dominio. Para el 4 de Octubre de 2011, cuando aún era menor de edad (17 años), la empresa de QSOFT le envió los datos correspondientes para acceder al panel de administración del dominio 100recursos.com y empezar a trabajar.

Como no se tenía una idea bien formada de lo que se iba a hacer con el sitio, lo enlazó a una cuenta Hosting gratuita (pero muy buena, por cierto) y empezó a instalar y desistalar algunos scripts, a subir algunos sitios en HTML5 estáticos y a borrarlos y después de 5 o 6 meses aproximadamente desperdiciados por fin decidió crear un blog que sería genial.

Después de hacerlo, arreglar el diseño y haber subido unas 3 o 4 publicaciones, revisó las estadísticas y al ver que había recibido 200 visitas aproximadamente (que por cierto eran de él mismo, pero para entonces no lo sabía) pensó en que ya era hora de ganar dinero con el sitio; entonces se registró en Google Adsense a nombre de sus padres para poder monetizar su sitio.

Después de 4 meses de árduo trabajo, la cuenta Adsense figuraba en $1.93 .... pensó que muy pronto sería millonario.

Se llegó el cumpleaño de 100 Recursos y el joven para entonces ya habría cumplido su mayoría de edad, por ello le preguntaron que si iba a pagar el segundo año de dominio o si quería que lo dejaran expirar; respondí que iba a pagar por el segundo año y entonces me lo dejaron.
La segunda parte de la historia la contaremos en otro momento...