| |

¿Por qué se cae el cabello? (II)

En un artículo anterior, que puedes leer AQUÍ, mencionamos algunas causas por las que puedes estar presentando pérdida de cabello. Algunas comprenden traumas físicos y emocionales, carencias vitamínicas o enfermedades. 

A continuación la segunda parte de la lista:

Lupus: Una enfermedad autoinmune como el lupus también puede causar pérdida de cabello. Desafortunadamente este tipo de caída es irreversible por lo que un estilo corto de cabello puede camuflar el daño.

Pérdida de peso: Las repentinas pérdidas de peso pueden resultar en pérdida y adelgazamiento del cabello. Es posible que no estés comiendo apropiadamente y que tengas deficiencias de vitaminas y minerales. El cabello comenzará a crecer nuevamente, una vez que tu sistema se recupere.


Quimioterapia: Algunos de los medicamentos que se utilizan para combatir el cáncer pueden hacer que tu cabello se caiga. La quimioterapia destruye células cancerígenas, pero también destruye con mucha rapidez las células divisorias, como las del cabello. Tu cabello crecerá nuevamente cuando el tratamiento termine; sin embargo, es posible que crezca con una textura o un color diferente al que solías tener. 

Síndrome de ovario poliquístico: El desbalance hormonal del síndrome de ovario poliquístico puede incrementar el riesgo de obesidad, diabetes, cambios menstruales, infertilidad y pérdida y/o adelgazamiento del cabello. Un tratamiento, que incluye dieta, ejercicio y medicamentos, puede corregir el desbalance hormonal y revertir los cambios.

Medicamentos: Muchos medicamentos comunes, como los recetados para regular la presión arterial, para tratar algunas enfermedades de la piel, algunos antiinflamatorios y antidepresivos, pueden causar pérdida de cabello. Si tu médico determina que los medicamentos que estás consumiendo son la causa de tu pérdida de cabello, conversa con él sobre una disminución de la dosis o un cambio de sustancia.

Manipulación excesiva: La manipulación excesiva y los tratamientos para el cabello, como trenzas ceñidas, el calor del secador o las tenazas o procedimientos químicos,  pueden producir su caída inmediata o a través del paso del tiempo. Lo más recomendado es evitar cualquier método agresivo que pueda afectar tu cabello, ya que es posible que no vuelva a crecer.

Envejecimiento: La pérdida o adelgazamiento del cabello entre los 50 y 60 años de edad, es uno de los factores más comunes. Los expertos no recomiendan tratar esta condición con medicamentos, sino con trucos cosméticos, como accesorios (sombreros, pañuelos) que cubran las partes afectadas.

Sea cual sea la causa de tu pérdida de cabello, es importante que un médico te diagnostique y determine el tratamiento más adecuacuado para tu caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor evita comentarios fuera del tema. Si necesitas ayuda con algo fuera de tema hazlo en Solicitar Ayuda. Agradecemos tus comentarios :)