| |

¡Cliente y consumidor!

En el ámbito del Marketing se manejan dos términos para definir a los usuarios que adquieren y/o consumen un determinado producto y/o servicio, bien sea frecuente u esporádicamente; en este caso, nos referimos al cliente y al consumidor. Sin embargo, muchas personas e incluso empresarios, suelen confundir ambos términos, pues, no conocen en sí cuáles son las características principales que los diferencian. De este modo, al crear y aplicar estrategias de Marketing, no se obtienen los resultados esperados, pues, no van orientadas a un tipo de usuario en sí. Por ello, te explicamos quién es el cliente y quién es el consumidor, mediante sus dos principales diferencias.
Fidelización 

Esta, es la principal diferencia entre los dos tipos de usuarios. En este caso, el cliente es aquella persona que se encuentra fidelizada a la marca, y por ende, adquiere un determinado producto y/o servicio, de manera frecuente, sin recurrir a otros establecimientos. Por su parte, el consumidor es aquella persona que adquiere el bien y/o servicio esporádicamente, sin crear alguna relación de fidelización con la marca

Por ejemplo, la persona que siempre acude a un determinado establecimiento de comida rápida, aun cuando el mismo, frecuentemente se encuentra repleto de usuarios, haciendo tardía la atención; se considera un cliente. Pues, en lugar de acudir a otro comercio, opta por esperar ser atendido, sin importarle el tiempo que eso pudiese tomarle; es decir, se encuentra fidelizado a la marca. Mientras que, aquella persona que acude al mismo establecimiento de comida rápida, nota la exuberante cantidad de personas que están primero que ella para poder ser atendida, y decide marcharse a otro lugar; se le considera consumidor. Dado que, no mantiene una relación de fidelización a la marca. Tomando en consideración, que tuviese tiempo disponible en ese momento, para esperar ser atendido solo por disfrutar de los productos. 

Compra y consumo  

En este caso, se reconoce a un cliente por el hecho de ser él, quien adquiere y paga un determinado bien y/o servicio, pero no lo consume o utiliza. Por ende, aquella persona que no compró el producto pero sí lo consumió o utilizó, se le considera consumidor. Por ejemplo, una madre lleva a su pequeño a la heladería, compra para él, un helado. Ella lo paga, y el niño lo consume. Allí, denotamos cómo la madre es el cliente, y su hijo es el consumidor. 




Así, en ambos casos solemos identificar a los clientes y a los consumidores. Por supuesto, es notable destacar, que todas las personas que crean una relación de fidelización para con la marca, inician siendo un consumidor; con el pasar del tiempo, pasan a ser clientes. Por ello, resulta importante que las empresas de hoy en día, creen estrategias para lograr el apego de nuevos consumidores, al mismo paso que mantienen la fidelización de los ya clientes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor evita comentarios fuera del tema. Si necesitas ayuda con algo fuera de tema hazlo en Solicitar Ayuda. Agradecemos tus comentarios :)