| |

Los "trullis" de Alberobello (Italia)



Viajamos hasta la comarca de la Puglia, situada en el tacón que forma  la península de Salento en Italia. Una zona de preciosos pueblos de impregnado carácter rural situados entre las aguas del mar Jónico y el Adriático que iremos conociendo a lo largo de nuestros innumerables salidas, puesto que hoy nos vamos a centrar exclusivamente en uno de ellos: Alberobello.

Como si anduviésemos por las calles de un pueblecito de gnomos es la encantadora sensación que transmite la arquitectura de Alberobello. 


Es un lugar muy popular pero no excesivamente masificado por el que se puede pasear tranquilamente a pie o en bicicleta. La principal particularidad de este lugar son sus casas, llamadas trullos o “trullis” en italiano, declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Las  paredes blancas en forma cilíndrica y los grises tejados cónicos elaborados con piedras impermeables acabados con una aguja y un adorno suelen ir acompañados de unos dibujos pintados a mano en las cubiertas que, según cuentan, son simbologías supersticiosas para alejar el mal de las viviendas.


Los trulli fueron utilizados inicialmente como alojamientos de agricultores y se construyeron  con unos materiales que hacen que su temperatura se regule, manteniéndose frescos en verano y acogedores en invierno, no existiendo ninguno igual, pues todos están construidos a mano sin un plano específico.

La mayoría de estos trullos se siguen utilizando como almacenes o viviendas, ya que suelen tener un salón central y dormitorios en las zonas curvadas, aunque carecen de divisiones o puertas interiores, teniendo bonitas ventanas hacia el exterior, pero otros se han habilitado como tiendas de artesanía, bares, comercios y hoteles, lo que proporciona la oportunidad única de poder vivir en un auténtico trulli, de tomar un café en alguna de sus terrazas panorámicas o de ir de compras.

La gente de Alberobello es muy abierta y simpática, por lo que harán tu estancia sumamente agradable. Te mostrarán la artesanía tradicional, sus costumbres y su forma de ver y vivir la vida, que es muy particular.
Alberobello, tiene dos grandes ventajas y es que, aunque es turístico, como os comenté, no está nada masificado y otra, muy importante es que por su belleza y peculiaridad podríamos pensar que es caro... Pues nada más lejos de la realidad, es bonito, diferente y económico.


Es un lugar que os recomiendo cien por cien por la paz que se respira, el ambiente bohemio, la esencia de pueblo que se palpa en cada uno de sus rincones, la belleza del conjunto arquitectónico y porque una vez allí podréis ir visitando toda la comarca de la pintoresca y muy particular Puglia, pues todos los pueblecitos quedan muy cerca y hay algunos muy interesantes.... 


Tanto Alberobello como los alrededores no son lugares excesivamente conocidos pues da la sensación de que los italianos guardan un gran secreto sobre su existencia a fin de poder seguir conservando la esencia que los caracteriza.

Gracias por venir conmigo en este primer viaje. Preparamos la maleta para el siguiente...

                                     "Sueña que viajas y vive mientras sueñas"

2 comentarios:

  1. Gracias a ti Lola, haces que tus experiencias sean también nuestras. Me encantan tus viajes!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho. Seguiremos visitando lugares y si queréis que vayamos a alguno en concreto podéis sugerirlo.

    ResponderEliminar

Por favor evita comentarios fuera del tema. Si necesitas ayuda con algo fuera de tema hazlo en Solicitar Ayuda. Agradecemos tus comentarios :)