| |

Acampando libremente

Mis padres nunca me dieron permiso para ir de camping... Eso de colgarse la mochila y salir sin rumbo, acampar en cualquier lugar o dormir bajo las estrellas no era algo que entrase en sus planes, mucho menos en los de sus hijos, para los que, por supuesto, querían y quieren lo mejor (gracias papis).


Me desvirgué como campista cuando ya era mayor de edad. Acampamos en un Parque Natural, en una de las mejores playas del país, donde solo permitían pasar la noche, con lo cual durante el día desmontábamos las tiendas y al atardecer las volvíamos a levantar. Aquel lugar era maravilloso, playas salvajes, arena fina y ese olor a sal que permanecía constantemente en mi piel.... 

Pocas cosas hay comparables a las sensaciones que se experimentan en el momento que el sueño te va llegando y el sonido del mar rompiendo en la orilla te acompaña. Sin más... solo el sonido del mar.


"Ayer mi hija pequeña se fue con su cole a una escapada multiaventura de tres días en la sierra y yo, que experimenté el mismo temor que tuvieron mis padres y los comprendí, la autoricé a ir."

Hubo una época en que la acampada libre se convirtió en un fenómeno de masas. La falta de respeto a través del arrojo de basura, incendios o atentados contra la flora y fauna por parte de algunas "personas" supuso que en la mayoría de los países se tomaran medidas a través de unas normas, que en algunos casos supuso la prohibición total de esta práctica.

Actualmente se puede practicar un tipo de acampada controlada en camping con parcelas, cabañas, bungalows, piscinas, tiendas,  que ofrecen todo tipo de servicios para que las estancias sean lo más cómodas posible, pero de eso hablaremos otro día...

Hoy vamos a acampar en libertad, en remotos o céntricos lugares, porque, muy al contrario de lo que se piensa, los amantes de la libertad aún podemos encontrar rincones, playas, ciudades, parques y campos donde instalar la tienda de campaña y poder disfrutar de la maravillosa experiencia que supone mirar las estrellas desde la cama...

Esta forma de viajar es de las más tradicionales para los que buscamos estar en contacto con la naturaleza y afrontar el reto de adaptarnos al medio que nos rodea. Aventura, turismo, relax..., todo de manera segura, sostenible, respetando las normas y con mucho civismo.

Lo primero que deberás preparar será tu equipo de aventurero en el que tendrás que incluir:  

- Tienda: Debe ser de materiales ligeros, autoportable, para poder armar sin clavar piquetas y de discretos colores para que se fusione con el entorno.

- Saco de dormir: Los de primavera suelen ser suficientes para viajar entre esta época y el otoño, pero si tu destino es un lugar frío deberás gastar algo más en uno que soporte temperaturas bajo cero.

- Esterilla: Aunque no lo parezca, una buena esterilla te hará disfrutar plácidamente del sueño. 

- Linterna: Te hará falta una para la tienda y otra de explorador. 

- Jabón: Los jabones tanto corporales como para la vajilla deben ser biodegradables si de verdad quieres ser responsable.

- Comida: Aquí el pan, las conservas, el fiambre, los frutos secos, fruta y verdura envasadas serán tus grandes aliados y comerás como un rey o reina. Si la acampada es muy larga, una pequeña hornilla también te iría bien para el café,el té, las sopas y otros alimentos. 

- Botiquín: Un pequeño botiquín con lo básico te hará evitar tener que visitar la clínica para pequeños incidentes que puedan ocurrir.

- Ropa: Este apartado va a depender mucho del lugar donde vayas, pero ten en cuenta que siempre sea ropa ligera y la menor cantidad posible. Lo indispensable para lavar y cambiar. 

Con el equipo listo ya solo queda decidir el destino o la zona a la que nos gustaría viajar. Yo os voy a dejar una relación de sitios que me parecen de lo más interesante, aunque, reconozco que hay tantos lugares, que me ha costado decidir...


1. Isla de La Graciosa, Canarias (España). Disfrutar de las maravillosas vistas de la isla de Lanzarote desde La Graciosa, descubrir el fondo del mar a través del buceo o el submarinismo será tan sencillo como viajar a este paraíso natural. La acampada es libre pero solo permiten 200 personas en toda la isla, con lo cual debes solicitar permiso previo.

2. Parque de Lassen (California, Estados Unidos). Uno de los países donde más lugares se pueden encontrar para este tipo de práctica libre, con lo cual hay mucho por explorar y descubrir, pero yo os voy a recomendar el Parque Lassen por su paisaje volcánico, sus arroyos burbujeantes, lodos hirviendo y miles de atractivos naturales.
3. Barcelona (España) Volvemos a España porque hace poco he descubierto que en la ciudad condal se permite la acampada libre, por supuesto con normas. Una acampada en la que olvidar la naturaleza y disfrutar de la urbe.
4. Parque de Pumalín (Chile). El atractivo natural de Chile es indiscutible, por ello está en esta selección. El gran bosque del parque Pumalín, en plena Región de Los Lagos, con sus torrentes, saltos de agua, flora y fauna te dejará sin palabras.
5. Le Vallón Rouge (Francia). Otro de los países con gran tradición de camping y acampada libre que me hace muy difícil la selección, pero yo voy a optar por este valle en el que podrás disfrutar de mar y monte al mismo tiempo.
7. Lago Balatón (Hungría). Más allá de Budapest, Hungría ofrece muchos otros destinos de inigualable belleza, como este lago, donde la acampada también es libre.
8. Lago Moke (Nueva Zelanda). ¿Quién de nosotros no ha soñado con viajar a las antípodas? En Queensland, se puede hacer este sueño realidad acampando a la orilla del Lago Moke.
Y en este sueño, legué a donde quise llegar, por eso....
"Sueña que viaja y vive mientras sueñas"

¿Por qué se cae el cabello? (I)

La pérdida de cabello es más común en los hombres que en las mujeres, sobre todo por patrones genéticos de calvicie; sin embargo, la disminución de la preciada melena en las mujeres resulta un problema no menos desmoralizante. 

Las razones pueden ir desde simples y temporales, como una deficiencia vitamínica, hasta más complejas, como una enfermedad subyacente. En la mayoría de los casos existen formas de tratar la pérdida de cabello, tanto en hombres como en mujeres, dependiendo de la causa. Aquí algunas de las razones por las que puedes estar viendo menos cabello en tu cabeza:

Estrés físico: Una cirugía, el embarazo, un accidente automovilístico o una enfermedad- incluso un resfriado serio- pueden causar pérdida temporal de cabello. El pelo tiene un ciclo de vida programado: una fase de crecimiento, una fase de descanso y una fase de desprendimiento. Pasar por un evento profundamente estresante, puede impactar el ciclo, haciendo que se desprenda más cabello del necesario. La buena noticia es que tu cabello comenzará a crecer nuevamente, una vez que tu cuerpo se haya recuperado.

Reto 7: ¡Saca tu sonrisa a pasear!

En mi camino hacia la felicidad, hacia la paz y la armonía de mi cuerpo con mi mente me encuentro a veces con situaciones, hechos o normas que impiden que pueda conseguir las metas que me he marcado. 


En ocasiones, sé saltar por encima de las dificultades y continuar mi paseo por la vida, pero en otras, la valla está demasiado alta y no puedo saltarla, entonces es cuando la apatía me acompaña, cuando no veo el camino que me espera después y cuando más triste me siento.

¿Te ha ocurrido alguna vez? 

Supongo que a la mayoría de nosotros  nos ocurre algo parecido en algunos momentos de nuestra vida. Pues bien, he aquí el remedio... 

¿Conoces los beneficios de contestar con una sonrisa a las adversidades? ¡Te los cuento!

6 Consejos para amar nuestro cuerpo


Desde que comenzamos a tener uso de razón y consciencia de nuestro ser, se nos impone -o nos autoimponemos- una idea de cómo deberíamos lucir. Una figura delgada, una piel reluciente o una altura apropiada (¿Apropiada para qué?) son algunas de las características más deseadas, pero debemos enfrentar que no siempre nos vemos como queremos.

No hay nada de malo con desear ser más atractivos, siempre y cuando amemos y respetemos la forma que tenemos, de modo que lo que hagamos para lucir mejor no afecte nuestra salud física y emocional; y no nos haga perder todo eso que nos hace únicos.

Aquí algunos consejos para reforzar el amor propio:

“Mosi-oa-Tunya", el humo que truena

Un espíritu aventurero me invadió esta mañana, una necesidad de naturaleza, de oxígeno limpio, de aguas puras y olores desintoxicados, entonces decidí que quería ir a África.

Coronando el sur del continente africano, en la bella frontera entre Zambia y Zimbabue posan para el objetivo tan  majestuosas como su nombre, Cataratas Victoria, bautizadas en honor a la reina de Inglaterra.

Incesante es el sonido del agua al caer. Un rugir que se escucha a kilómetros, de ahí que los nativos makololo la llamaran  "Mosi oa Tunya"

El río Zambeze, con sus dos km de ancho, llega hasta esta estrecha hendidura y cae durante más de cien metros, lo que provoca una nube de rocío que transforma en este punto la sequedad propia de la Sabana en un frondoso bosque de baobabs con gigantes helechos.

"Cerrando los ojos puedo disfrutar de ese sonido, de las gotas refrescando mi cara y del aroma que desprende tanta vegetación".

TOP 10 animales más caros del mundo

1. Caballo Semental

6 millones de dólares
 
Un ejemplar de purasangre puede tener un precio muy elevado si se encuentra en los primeros años de su vida. Un caballo purasangre debe tener por lo menos un antepasado común entre los 3 sementales a los que se considera fundadores de la raza. Son los favoritos en las carreras de caballos que otorgan millonarios premios.

2. Dromedario

2241417978_a721aed529.jpg

3 millones de dólares
 
Los dromedarios son originarios de la península Arábiga, aunque han sido introducidos por el hombre en multitud de lugares. Se caracterizan por su fácil adaptación a los climas extremos y son capaces de sobrevivir sin alimento ni agua durante varios días.
Matar dromedarios para frenar el CO2. Australia estudia autorizar el exterminio de cientos de miles de camélidos para reducir las emisiones de gases.

¡Súperalimentos! Qué son y por qué debes comenzar a incluirlos en tu dieta

“Súperalimento” es un término que llegó para quedarse. Se refiere a aquellos alimentos altamente ricos en antioxidantes y vitaminas, cuyo consumo -dentro de una dieta balanceada- garantiza una nutrición completa.

El interés por este tipo de alimentos va en alza y son muchos los nutricionistas que sugieren que la buena salud de tu organismo, e incluso la buena apariencia física, dependen de su ingesta diaria. Básicamente estamos hablando de alimentos 100% naturales, abundantes en nutrientes de fácil absorción y, por si fuera poco, bajos en calorías.

Los “súperalimentos” son ideales para desintoxicar, tratar y prevenir enfermedades, estimular el sistema inmunológico y mantener un óptimo estado de salud.