| |

Figura paterna

La figura paterna es una pieza valiosa en la vida de cualquier persona, sobretodo en la infancia. La presencia o ausencia de un padre puede ser la diferencia entre una vida exitosa o una vida miserable.

Un padre, en lo personal, es en toda nuestra infancia, una imagen de sumo respeto y admiración. Significa para nosotros autoridad, seguridad y confianza.

Un padre influirá en el destino que tomará la vida de sus hijos, sea bueno o malo. Las palabras positivas, emotivas, sinceras, ambiciosas e incluso realistas (duras, en otras palabras) de un buen padre, se mantendrán impregnadas en la vida de ese niño hasta completar su ciclo de su vida.

Así mismo influyen las palabras negativas, las cuales, podría decirlas cualquier otra persona sin tener el mismo peso y significado que toma cada palabra cuando es dicha por boca de un padre. Un niño podría recibir infinidad de palabras negativas por parte de familiares y demás personas, pero poco influirán en su vida si recibe contrariedad en las palabras de su padre.

Pero palabras negativas producidas por un padre, serán el arma que asesine el alma inocente de un niño, creando una bomba de tiempo, de la cual su reacción es incierta. Algunos podrían terminar en la miseria, metidos en drogas por su -debilidad- y vivir una vida inservible en depresión, alejado de la realidad sin poder hacer algo útil por sí mismo, siquiera. O podría dar lugar a una vida violenta, anti-social; alguien capaz de hacer lo que sea con tal de recibir la atención que reclama a gritos su alma por recibir, pero que por mucho que la reciba, no tendrá valor, pues la requiere de su padre.

¿Es extraño que la primer palabra más común en el ser humano sea "papá"? No para mí, pues la madre lo lleva consigo por nueve meses, pero donde tuvo comienzo su vida fue en el padre, pues se sabe que los espermatozoides tienen vida propia y son generados en el cuerpo masculino.

Quizá este artículo suene machista para muchos, pero trato de ser realista en estas letras. Una madre, por muy buena que sea, no podrá realizar -en totalidad- adecuadamente el rol como padre, puesto que en la sociedad es más vista como una figura amorosa y no una figura de autoridad. No refiero en ningún momento la parte económica, puesto que conozco muchas madres solteras que se saben valer por sí mismas para sacar adelante a sus hijos, pero conozco así mismo de ellos que necesitan esa pieza tan importante que hace falta en su hogar.

En la ausencia de un padre, debería alguien del género masculino, de alguna manera tomar este rol... siendo los abuelos o tíos la mejor opción ante un posible padrastro (hablaré al respecto en un próximo post).

Toda mujer debería tener el cuidado de intimar solamente con alguien que sea consciente que la protección para evitar un embarazo no deseado, es responsabilidad de las dos partes. Todo niño merece nacer en un hogar formado, donde sus padres estén bien solventados económicamente y puedan darle a este, una calidad de vida adecuada. Igualmente, todo hombre debe ser consciente que abandonar a un hijo será una maldición que la vida le recordará tarde o temprano; por lo tanto, si no está preparado para ser padre, utilizar los métodos anticonceptivos.

Espero en un futuro post escribir acerca de los niños que son producto de una violación, acerca de los padrastros y también acerca de herencias. Mientras tanto, ¿qué opinas de la figura paterna y su importancia?

El joven Hitler 1

El joven Hitler 1: El pequeño Adolf y los demonios de la mente (Javier Cosnava, 2014), nos narra la variante de fortuna vida de Alois, quien luchaba en sus días por terminar su malefísio, y debía superar la voz de su madre que aun le gritaba desde el infierno que era un inútil, un débil, que no servía para nada.

Criado con su tío, Alois se volvía pedante, arrogante y machista, como un espejo de su tío o incluso peor.

Al parecer, la vida quería ser enemiga de Alois, pues le castigaba injustamente de diversas maneras, pero él se encargó de que la vida al final le sonriera.

Con los años nacería el pequeño Adolf, quien era muy esperado por su padre Alois, y un viejo amigo de Alois pasaría a ser el primer amigo del recién nacido Adolf Hitler.

En los colegios donde asistí desde primaria hasta culminar mi carrera técnica y graduarme, rara vez se hablaba de la primer y segunda guerra mundial. En Historia, solamente se nos hablaba de historia local, de nuestro país, por lo cual desconocía casi en totalidad la vida e historia de Hitler.

No hace más de dos años atrás mi papá me hablaba de historia, sobretodo las guerras pasadas y las figuras que más resaltan de las mismas, pero siendo yo ignorante en el tema, no podía seguir el hilo de la conversación. Lo cierto es que me llamaba la atención, por lo cual empecé a frecuentar el canal History cuando miraba documentales de la segunda guerra mundial, y también buscaba documentales e información en Internet cuando tenía chance.

No es como si me hubiese convertido en un experto de historia o un gran conocedor, pero me llama mucho la atención la vida de Hitler. Cómo un hombre con una mente retorcida, nacido de una unión que no debió ser, pude convertirse en un gran líder y dejar su nombre grabado en la historia.

Este libro ha sabido atraparme desde su comienzo. Muchos quizá lo calificarían como un mal libro por su lenguaje, o lo verían como mala influencia para las mentes jóvenes, pues la narrativa encierra al lector y lo hace vivir los momentos. Pero en lo personal, yo lo califico con cinco estrellas aunque este falto de fuentes.

Lo recomiendo.

El libro puede ser descargado desde Google Play Books de manera gratuita. Clic aquí para ir a la descarga.

El problema de los nuevos escritores

Según mis cálculos, los lectores nunca se acabarán por muy mal que vaya el mundo. Ya sea a través de libros físicos o digitales, siempre habremos amantes de la lectura. Así mismo están las personas que aman escribir, otras por su lado, ven un buen negocio escribiendo.

Escribir requiere de mucha imaginación, dedicación y sobretodo tiempo. Nadie piensa en invertir un tiempo considerable sin recibir una remuneración; pero es aquí donde radica el problema de los nuevos lectores.
A mi me gusta mucho descargar y leer libros que encuentro en Play Libros, consigo algunos gratuitos y algunos de pago cuando me llaman la atención.

Un buen título, más que una buena portada, es muy esencial para atraer la atención de los lectores. Si el título no llama la atención, por muy fascinante que sea la portada o incluso el contenido, el lector lo pasará por alto (a menos que se lo haya recomendado alguien conocido). Los errores más comunes de los escritores con respecto al título, es incluir en él regionalismos, títulos poco descriptivos o que no encierran la escencia de la historia en el título, o querer usar un título muy común o que les de igual poner lo primero que se les ocurra.

Imagina que tu preferencia está inclinada a la categoría de cosas sobrenaturales y tienes ante ti dos libros con el mismo contenido (aunque tu no lo sabes) pero con diferente título y portada. Obviando la portada y demás, uno se llama "la misa a oscuras" y otro se llama "demonios en misa" ¿cuál de los dos preferirías? O por otro lado, en temas políticos, "un cachureco ignorante" y "un pais comprado".

Dando un giro, podemos referirnos a que muchos nuevos escritores ven la oportunidad de vender sus obras, por muy buenas o malas que sean, sin importarles su reputación como escritor; solamente piensan en vender. Grave error.

En lo personal, suelen amarrarme esos escritores que publican un libro gratuito, permitiendo al lector darse una idea y calificar su talento. Si el libro es de total agrado, al lector no le importará invertir en libros que ese mismo autor vende, puesto que sabe que sus obras son de calidad.

Pero hay quienes quieren vender su primer libro por $10 dólares, siéndo esta su primer obra. Quien sea que ve el arte de escribir (o el arte en general) como un negocio, más allá de verlo como un disfrute para él y para quien pueda apreciar sus obras, no merece la pena que lo haga. Nadie merece ganar un céntimo por una obra a la cual no le ha dedicado completo esmero, y aunque lo haga, piénse más en cuánto dinero recibirá a cambio en vez de pensar en a cuántas personas les abrirá su completa imaginación, haciéndoles sentir que viven lo que leen.

Querido escritor, de mi parte sugiero... esmérate en todas tus obras, da lo mejor de tí; vive, siente, respira cada letra mientras la escribes y regalale al lector la mejor experiencia. Si es tu primer obra, esfuérzate aun más, y publica de manera gratuita si has de hacerlo en digital, así los lectores sabremos si merece la pena comprar los demás libros que escribas. Así mismo estoy seguro de que ningún lector te negará publicar un comentario con respecto a tu obra, haciendola conocida.

Ya no me perdones

Como un niño llorón, como alguien que lo ha perdido todo, como alguien sin esperanza de seguir viviendo... así lloré por ti. Oculto en mis sábanas lloré por noches, y entre los días te imploré perdonaras mi error; pero tú, quizá más dolida que yo, te negaste a otorgármelo.

Hora tras hora, día tras día, hasta año tras año pasaron, y en esta historia ha sufrido más el ofensor que el ofendido. Rogué incluso a Dios que convenciera tu mente de perdonarme, sin embargo pareciera que ni Dios estuvo de acuerdo en que lo hicieras.

Ahora, despues de varios años te das cuenta que hasta para perdonar se debe medir el tiempo; pues llegará el momento en que necesites perdonar, pero pueda ser que para entonces el ofensor ya no necesite tu perdón, y parecerá como si tú eres quien deba pedir disculpas.

El tiempo que me humillé por tí, el tiempo que sufrí pensandolo, el tiempo que estuve triste; no fue poco y lo sabes... pero sabe ahora también, que para la vida, esa ha sido mi carta de perdón, y el karma se ha apiadado de mi.

Ahora que no sufro por ti, sé que tú lo notas y empieza a dolerte. Ahora que ves que la vida me trata mejor que antes y a ti te sigue tratando igual, quieres perdonarme y volver a reir con las ocurrencias que te decía, volver a salir a los lugares donde íbamos, platicar largas horas sin importar de qué... pero yo no puedo aceptar tu perdón.

Te haré el favor de que seas constante y no pierdas esa racha de tiempo que has permanecido con el orgullo en alto sin perdonarme, supongo que estás mejor sin mí. Sabe, que yo te disculpo por no disculparme a mí, y no espero que sigas guardando dentro el rencor que me tienes, pero sí espero que no me mires a los ojos nunca, como lo has hecho hasta hoy.

Ya no me perdones, ya no necesito que lo hagas.

Por qué te convengo

Te convengo, vida mía, porque soy consciente de lo que muchos son ignorantes; porque hasta el más mínimo detalle de tí hace que me gustes más.

Te convengo, amada mía, porque tengo en mente que eres joven cambiante. Que hoy pinta de alegría tu rostro, pero mañana, como a trago de tequila podrás arrugar tu rostro estando molesta. Y hoy que gozas entre bromas conmigo, mañana es probable, necesites que solo te escuche y te abraze dejándote llorar.

Te convengo, hermosa señorita, a pesar que no soy adinerado; pero tú serías la motivación perfecta para cumplir cualquier sueño monetario y construir un imperio pensando en tí... y si decidieras construirlo junto conmigo, eso sería como un cuento que nunca habría creído.

Te convengo, niña tan risueña, porque te aprecio de pies a cabeza... aun cada cabello tuyo causa admiración en mí. Podría verte en cada uno de tus mil humores y aun así seguir mirándote hermosa.

Te convengo, mi amor casi imposible, porque tu belleza física puede mejorar o empeorar; pero tu forma de ser, por mucho que cambie todos los días, siempre me enamora.

Te convengo, niña consentida, porque tu cuerpo decaerá cuando tengas nuestros hijos; pero tus marcas te harán ver mucho más hermosa para mí por darle vida a lo que de sangre nos pertenecerá.

Te convengo, mi futura dama, porque sé que no siempre gozarás de salud... y en cada uno de esos momentos, haré lo posible por estar contigo para ayudarte hasta tu recuperación.

Te convengo, chica resentida, porque no me importa hacer el ridículo o parecer payaso contal de verte sonreir siempre... pues mi recompensa es ver lo hermosa que te ves al reír.

Te convengo, mujer impaciente, simplemente porque te convengo. Si mis palabras no lograsen convencerte, trata a quien creas querer tal como me tratas a mí... si te sigue queriendo después de eso, entonces estoy equivocado.

Ganar dinero jugando en Internet

Ganar dinero por Internet es una realidad, aunque muchos permanezcan incrédulos todavía. Lo cierto es que es un proceso lento; no se puede ganar una fortuna de la noche a la mañana a menos que inviertas en Opciones Binarias o Forex (aunque tendrías riesgos de perder en vez de ganar).

Sin embargo, resulta muy difícil creer que se puede ganar dinero por Internet jugando, pero es posible. Por supuesto no se tratará de jugar Clash of Clans o Candy Crush todo el día, quizá sean juegos que ni sabías que existen, pero media vez les agarres el hilo te gustará uno que otro.

Dos chicas, mil diferencias

¡Qué terrible es cuando se revuelven tus emociones y te encuentras en medio de una gran confusión! Ciertamente, nuestras decisiones influyen para que lleguemos a este punto; sin embargo, también puede influir el comportamiento de la persona que se quiere.

Sentirse atraído por la belleza física de una mujer es fácil, se puede llegar a querer por eso; pero cuando se ama, es necesario más que un físico perfecto, más que una mirada sensual y apasionada, más que una sonrisa cautivadora y coqueta... requerirá de personalidad.

Recuerdo la primer chica; me hablaron tanto de ella cuando aún no la conocía que sentía que ya me gustaba sin siquiera haberla visto. Cuando por fin la miré me llevé la primera buena impresión, pero cuando la conocí, supe que me había enamorado. Ella era tan inteligente, capaz de discutir abiertamente cualquier tema conmigo; entendía perfectamente cuando algo era broma o algo era enserio, tenía buen sentido del humor y sobretodo tenía una visión clara de la vida y sus metas.